Punch Quest

Punch Quest 1.1

Plataformas a puñetazo limpio

Punch Quest te pone en la piel de un aguerrido luchador cuya misión es muy sencilla: acabar, a puñetazo limpio, con todo bicho viviente que se le ponga por delante. Ningún troll, calavera, zombi o espécimen mutante podrá resistirse a tus habilidades en combate. Ver descripción completa

PROS

  • Control sencillo pero efectivo
  • El toque de rol
  • Encantadora estética noventera

CONTRAS

  • Que no te guste el estilo retro

Muy bueno
8

Punch Quest te pone en la piel de un aguerrido luchador cuya misión es muy sencilla: acabar, a puñetazo limpio, con todo bicho viviente que se le ponga por delante. Ningún troll, calavera, zombi o espécimen mutante podrá resistirse a tus habilidades en combate.

Como buen juego de iOS, Punch Quest cuenta con un control sencillísimo: el personaje automáticamente avanza en scroll lateral, por lo que lo único que tendrás que hacer es presionar la parte izquierda o derecha de la pantalla táctil, según el golpe que quieras propinar al enemigo.

Con el lado izquierdo propinarás un gancho, mientras que con el derecho realizarás un puñetazo frontal. Lo bueno del gancho es que hace las veces de salto, así, en algunas secciones que podrás hacer que tu personaje suba lo lograrás realizando este tipo de golpe.

Aunque Punch Quest te invita a avanzar sin más, podrás cumplir una serie de objetivos que van cambiando en cuanto los vayas realizado: ejecuta un ataque determinado número de veces, acaba con enemigos de cierto tipo, etc. Cumplir estos desafíos así como conseguir más y más puntos – a ello ayuda encadenar combos- te proporcionan monedas para mejorar a tu personaje.

Un personaje mejorado tiene más potencia en el ataque o gana habilidades tales como potenciadores o una mejor defensa. Además, como buen juego con toques roleros, Punch Quest te deja personalizar a tu personaje: puedes ser chico o chica y comprar todo tipo de atuendos como armaduras o muchas clases de sombreros.

La vida se limita por corazones, como en los juegos de antaño, aunque estos se recuperan lentamente cuando vas subiendo de nivel –siempre “non-stop” eso sí- o con algunos objetos que encontrarás en el escenario.

También encontrarás objetos de lo más curiosos: desde un dinosaurio que te acompañará, cual Yoshi a Mario, hasta un powerup que te convierte...¡en enanito de jardín!

A nivel técnico, Punch Quest tiene todo el encanto de los juegos de principios de los 90. Su diseño de personajes y escenarios pixelados resulta totalmente encantador y no se hace nada pesado, ya que los espacios por los que se mueve el personaje van variando.

En el sonido encontramos unas melodías que también nos recuerdan a la época dorada del género de las plataformas, así como efectos sonoros que también remiten a los 8 bits.

Punch Quest resulta una compra obligada para los usuarios de iPad e iPhone amantes de los arcade clásicos. Su jugabilidad es sencilla pero roza el sobresaliente, cuenta con una dificultad ajustada y su apartado gráfico, homenaje a los 90, es todo un acierto.

Punch Quest

Descargar

Punch Quest 1.1